Corte Suprema revoca fallo del TDLC y multa a Movistar, Entel y Claro

Categoría de nivel principal o raíz: Sentencias judiciales Categoría: Sentencias de la Corte Suprema Publicado: Lunes, 26 December 2011 Escrito por Comunicaciones Consumidores Asociados

MOVISTAR, ENTEL Y CLARO deberán pagar una multa de $ 1.400 millones, cada una, por impedir acceso a los Operadores Móviles Virtuales. La sentencia es inapelable.

Así lo determinó la Corte Suprema, tras revocar el fallo de septiembre de 2010 emitido por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Este organismo había rechazado un requerimiento presentado en 2007 por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en el que acusaba a las tres telefónicas de ejecutar acciones tendientes a impedir el ingreso de Operadores Móviles Virtuales (OMV), empresas que compran tráfico telefónico a operadores con redes para la posterior reventa con su propia marca.

Dado este escenario, la FNE recurrió a la Corte Suprema que falló en contra de las empresas de telefonía móvil. "Se encuentra acreditado que las requeridas (...) crearon barreras artificiales" para el ingreso de las OMV, dice la resolución. De hecho, la Corte obligó a las compañías a presentar en 90 días "una oferta de facilidades y/o reventa de planes para Operadores Móviles Virtuales", sobre la base de criterios no discriminatorios.

En el requerimiento, del cual también fueron partes la empresa Netline y algunos parlamentarios, la FNE explica que en los últimos años 16 OMV han obtenido las concesiones para poder operar y ninguna ha logrado alcanzar un acuerdo comercial con MOVISTAR, ENTEL y CLARO para empezar a funcionar, considerando que estos nuevos actores requieren de redes para prestar servicios.

MOVISTAR, ENTEL Y CLARO deberán pagar una multa de $ 1.400 millones, cada una, por impedir acceso a los Operadores Móviles Virtuales. La sentencia es inapelable.

Así lo determinó la Corte Suprema, tras revocar el fallo de septiembre de 2010 emitido por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Este organismo había rechazado un requerimiento presentado en 2007 por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en el que acusaba a las tres telefónicas de ejecutar acciones tendientes a impedir el ingreso de Operadores Móviles Virtuales (OMV), empresas que compran tráfico telefónico a operadores con redes para la posterior reventa con su propia marca.

Dado este escenario, la FNE recurrió a la Corte Suprema que falló en contra de las empresas de telefonía móvil. "Se encuentra acreditado que las requeridas (...) crearon barreras artificiales" para el ingreso de las OMV, dice la resolución. De hecho, la Corte obligó a las compañías a presentar en 90 días "una oferta de facilidades y/o reventa de planes para Operadores Móviles Virtuales", sobre la base de criterios no discriminatorios.

En el requerimiento, del cual también fueron partes la empresa Netline y algunos parlamentarios, la FNE explica que en los últimos años 16 OMV han obtenido las concesiones para poder operar y ninguna ha logrado alcanzar un acuerdo comercial con MOVISTAR, ENTEL y CLARO para empezar a funcionar, considerando que estos nuevos actores requieren de redes para prestar servicios.

Razonamiento del tribunal

La Corte Suprema asegura que "si no se ha materializado el ingreso de estos al mercado ha sido justamente porque las requeridas no han querido negociar condiciones comerciales claras y económicamente razonables". Agregó que "las requeridas, abusando del poder de mercado que detentan, negaron la venta de facilidades para que los OMV pudiesen ingresar a la telefonía móvil", puntualiza el fallo.

Según la resolución, se acreditó que hubo prácticas exclusorias, y que "existió efectivamente una negativa de venta". Precisó que aunque las empresas negaron esa acusación, lo cierto es que ninguna creó condiciones comerciales para poder firmar un contrato.

Fuente: Página del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia de Chile.

Visto: 2519

Buscador en Consumidores Asociados