Las razones por las que hay que demandar al Registro Civil

Categoría de nivel principal o raíz: Doctrina y opinión jurídica Categoría: Doctrina y opinión jurídica en Chile Publicado: Viernes, 15 April 2016 Escrito por Comunicaciones Consumidores Asociados

En el contexto del anuncio efectuado por Consumidores Asociados informando que asistirá jurídicamente a los afectados por el paro del Servicio de Registro Civil e Identificación del 2015, una de las afectadas que reclamó ante nuestro Servicio de Consultas nos ha hecho una pregunta corta de respuesta larga: ¿Valdrá la pena?

Artículo preparado por Alejandro Pujá Campos,

Presidente de Consumidores Asociados.

En Consumidores Asociados pensamos que vale más que la pena y a eso me referiré a continuación, desde dos perspectivas. Una muy objetiva con valoraciones jurídicas y económicas y otra, más subjetiva y, por tanto, más opinable, desde una arista sociológica.

En el contexto del anuncio efectuado por Consumidores Asociados informando que asistirá jurídicamente a los afectados por el paro del Servicio de Registro Civil e Identificación del 2015, una de las afectadas que reclamó ante nuestro Servicio de Consultas nos ha hecho una pregunta corta de respuesta larga: ¿Valdrá la pena?

Artículo preparado por Alejandro Pujá Campos,

Presidente de Consumidores Asociados.

En Consumidores Asociados pensamos que vale más que la pena y a eso me referiré a continuación, desde dos perspectivas. Una muy objetiva con valoraciones jurídicas y económicas y otra, más subjetiva y, por tanto, más opinable, desde una arista sociológica.

Aspectos objetivos: valoración jurídica y económica

Cada vez que asesoramos a un consumidor afectado por infracciones de los proveedores, inevitablemente debemos realizar una doble valoración que justifique la interposición de una acción judicial. Esta doble valoración tiene un componente jurídico y otro económico.

En el caso de las eventuales demandas en contra del Registro Civil, también se encuentran presentes estos aspectos, pero en dimensiones algo diferentes dependiendo del sujeto interesado.

Así, en este caso podemos distinguir a lo menos dos interesados: el usuario, sujeto directamente afectado por el paro; y Consumidores Asociados, como organización que promueve y defiende los intereses generales de los consumidores y usuarios.

En el caso del afectado individual, la evaluación suele ser de orden económico, para Consumidores Asociados es de orden jurídico.

El afectado individual suele querer se castigue al infractor, pero la multa no le beneficia pues la percibe el fisco. Así, lo que realmente le interesa al usuario es que se le repare de los eventuales daños patrimoniales, emocionales y de toda índole que haya sufrido. Y esa reparación se traduce en un monto en dinero.

Pero para Consumidores Asociados el interés es jurídico, de fortalecimiento de la protección de los derechos de los consumidores ante un órgano del Estado en este caso, cuestión que no es fácil de obtener cuando, entre otras circunstancias, se debe litigar, eventualmente, con el Consejo de Defensa del Estado.

En Consumidores Asociados también queremos se repare al afectado, pero además queremos, parafraseando el texto de la ley del consumidor, el cese de la conducta infraccional. No basta reparar a un usuario afectado, debemos promover que la conducta que lo afectó no se vuelva a repetir en el futuro afectando al mismo u otros individuos.

En Consumidores Asociados nos interesa sentar precedentes jurídicos, mejoras legislativas, cambios en las prácticas comerciales o administrativas, que garanticen los derechos de los consumidores y usuarios a todo evento.

Haciendo un poco de esfuerzo, los intereses individuales del usuario directamente afectado y los intereses generales de Consumidores Asociados, que miran el bienestar de todos los individuos, pueden operar coordinadamente, en beneficio mutuo. Por eso que ofrecemos nuestra asistencia jurídica a quienes quieran accionar. La pelota está de su lado.

Aspectos subjetivos: la mirada sociológica

No obstante lo anterior, más allá de consideraciones jurídicas, hay una mirada sociológica que quiero relevar. 

Cada vez que en Chile ocurre una gran violación de los derechos de las personas, en diversos ámbitos, se producen enormes reacciones mediáticas, en redes sociales, por supuesto; e incluso con manifestaciones en la vía pública, con destrucción de bienes públicos y privados, que tarde o temprano pagamos todos. 

Algunos actores sociales, entre ellos los oportunistas de siempre, aprovechan para hacer anuncios grandilocuentes, reformas legales, constitucionales inclusive, que tampoco empujan responsablemente después. Pero no importa, ya ganaron su minuto de cobertura mediática, especialmente de esa prensa poco reflexiva que le pone luces a cualquiera que con casco amarillo y cartel de plumavit, patente reflejo de la debilidad de su discurso, esté dispuesto a ofrecer un show para el pueblo.

Pero, después, cuando ya ocurrió la catarsis, se descargó la rabia, con el paso del tiempo podemos comprobar que nada ha cambiado. Y nada ha cambiado porque nadie hizo nada concreto. Y así, cada cierto tiempo, Chile tiene una nueva pataleta, reflejo de la frustración social.

En Consumidores Asociados pensamos que estamos haciendo un aporte al ofrecer asistencia jurídica individual a los afectados que quieran demandar porque, a pesar de los miles de afectados, muy pocos reclamaron ante nuestro Servicio de Consultas. Ahora veremos cuantos perseverarán. Y eso que en muchos casos, el daño patrimonial es importante al haber perdido pasajes aéreos, paquetes turísticos, gestiones de interés personal como viajes de trabajo o negocios, etc.

Otros no pudieron transferir vehículos de uso comercial, inscribir hijos que quedaron sin cobertura médica durante semanas, etc., etc. Casos como estos tienen sobrados motivos para demandar.

Son muchas razones

No obstante lo anterior, desde una perspectiva más global, se debe demandar al Registro Civil porque se debe castigar el mal manejo de los conflictos públicos, porque se debe reparar a los usuarios, contribuyentes que sostenemos al servicio y pagamos las remuneraciones de sus empleados. Se debe hacer valer la responsabilidad política de los gobernantes que, ya por décadas, permiten modelos laborales injustos que son la semilla de estos paros.

Se debe demandar al Registro Civil porque deben sentarse precedentes jurídicos.

En fin, de una vez por todas, debemos, de preferencia por acción o, en último caso, por reacción, hacernos cargo de que Chile funcionará mejor cuando cada uno de sus ciudadanos cumpla su rol, conozca sus derechos y sus deberes y los ejerza y cumpla responsablemente.

No se debe dejar pasar esta ocasión para aportar en un esfuerzo colectivo que haga a Chile un país efectivamente más desarrollado en protección de todos los derechos individuales y colectivos.

En Consumidores Asociados estamos tranquilos porque hacemos lo que está a nuestro alcance. No lo podemos hacer todo. Vamos por la vida satisfechos de nuestro rol social. Es a usted, estimado lector, al que no me gustaría sorprenderlo en el futuro, con la crispación en el cuerpo, descargando su rabia en los bienes de todos, cuando una vez más constate que como ciudadano, usted y solamente usted, hace la diferencia en que valga mucho, poco o nada.

Visto: 1620

Buscador en Consumidores Asociados